Archive for the Humanoides Category

Abura-Akago

Posted in Creature Feature, Humanoides on abril 7, 2010 by El Mogwai
Abura-Akago

Click para ampliar

Abura-Akago es un espíritu del folklore japonés que rondaba la provincia de Ōmi, actualmente conocido como la Prefectura de Shiga. En vida, fue un bandido que robaba el aceite de las lámparas de Andon, y como castigo su alma se convirtió en una flama al morir. Según el mito, su espíritu renació en la forma de un niño hecho de flamas, que se dedica a lamer el aceite de las lámparas.

(Creo que esta es la criatura más adorable que llevamos hasta ahora, en todos los meses de existencia del blog).

Fuente.

Garuda

Posted in Aéreos, Creature Feature, Humanoides on abril 5, 2010 by El Mogwai
Garuda

Click para ampliar

Garuda es una criatura de la mitología Hindú, sobre la cuál suele cabalgar el dios Vishnú. Se trata de un ser con alas, garras y cabeza de águila, pero torso y piernas de hombre. Su rostro es blanco, las alas de color escarlata y el cuerpo de oro.

Borges amplia la entrada de Garuda en el Manual de Zoología Fantástica con lo siguiente:

En el Garuda-purana (que es el décimoséptimo de los puranas, o tradiciones), el docto pájaro declara a los hombres el origen del universo, la índole solar de Vishnú, las ceremonias de su culto, las ilustres genealogías de las casas que descienden de la luna y del sol, el argumento del Ramayaua y diversas noticias que se refieren a la versificación, a la gramática y a la medicina.

Feliz regreso de puente a todos. Los odio infinitamente (yo me la pasé encerrado trabajando).

Talos

Posted in Creature Feature, Gigantes, Humanoides, Terrestres on marzo 29, 2010 by El Mogwai
Talos

Click para ampliar

Existen varias versiones, con respecto al origen del gigante de bronce, Talos. Una de ellas, refiere que él era el último sobreviviente de una raza de gigantes de bronce malvados. Otra, que era el hijo de Cres y Efesto, o una creación forjada por Efesto mismo; lo único en lo que coinciden, es en la labor que realizaba.

Talos era el guardián de la isla de Creta, y se encargaba de impedir la entrada o salida de personas, sin la autorización del rey. Le daba tres vueltas a la isla, durante el día, y uno de los métodos que utilizaba para eliminar a aquellos que se le opusieran era el meterse al fuego hasta quedar al rojo vivo, y después abrazar a la gente, la cuál moría quemada. Se le menciona en Argonaútica, impediendo el desembarco de Jason y su tripulación, arrojandole rocas gigantescas a Argos, su embarcación.

Su único punto débil yacía en un clavo, localizado en su talón, desde el cuál comenzaba una vena que recorría todo su cuerpo. La criatura conoció su final, al ser hipnotizado por la hechicera Medea, la cuál lo convenció desde el Argos que ella tenía el poder para hacerlo inmortal siempre y cuando se arrancara el clavo del talón. Al hacer esto, todo el icor que recorría su cuerpo se derramó y el gigante murió.

La Mandrágora

Posted in Creature Feature, Humanoides, Terrestres on marzo 26, 2010 by El Mogwai
Mandrágora

Click para ampliar

Hela aquí, corregida y aumentada: La Mandrágora. Se trata de una planta de aspecto antropomórfico, que se dice que crece en los patíbulos, brotando de la grasa de los ahorcados. En el Manual de Zoología Fantástica, se dice lo siguiente de tan singular tubérculo:

Quienes la recogen trazan alrededor tres círculos con la espada y miran al poniente; el olor de las hojas es tan fuerte que suele dejar mudas a las personas. Arrancarla era correr el albur de espantosas calamidades; […] Flavio Josefo nos aconseja recurrir a un perro adiestrado. Arrancada la planta, el animal muere, pero las hojas sirven para fines narcóticos, mágicos y laxantes.

Por favor, díganme que ya no luce como un niño quemado.

Nachzehrer

Posted in Creature Feature, Humanoides, Terrestres on marzo 11, 2010 by El Mogwai
Nachzehrer

Click para ampliar

El Nachzehrer es una especie de vampiro alemán, que parece tener más en común con los muertos vivientes que todos conocemos y amamos que con los famosos chupasangres. Se dice qué son creados cuando una persona se suicida o muere de forma accidental, y en ocasiones, el primero en morir de una epidemia también se convierte en uno de ellos.

Los Nachzehrer se alimentan de otros cadáveres y también, drenando la energía de los que fueran sus familiares en vida, de una forma por demás peculiar: devorándose a ellos mismos; entre más carne suya consuman, más energía vital habrán robado de sus familiares. Tienen la habilidad de convertirse en cerdos, para poder visitar a sus familias sin ser descubiertos. También se dice que a algunos les da por subir a lo alto de las iglesias y hacer sonar las campanas. Todo aquel que escuché el sonido de una campana tocada por un Nachzehrer muere al instante. Otro aspecto a cuidar al momento de cazar a estas criaturas es su sombra. Se dice que si la sombra de un Nachzehrer es proyectada sobre otra persona, esta muere al instante.

La única forma de matar a un Nachzehrer es colocarle una moneda en la boca, la cuál lo paraliza, y después cortarle la cabeza con un hacha.

Fuente.

La mujer con cara de caballo

Posted in Creature Feature, Humanoides, Terrestres on marzo 9, 2010 by El Mogwai
La Mujer con cara de caballo

Click para ampliar

Había escuchado acerca de éste relato en distintas ocasiones antes de decidirme a utilizarlo como el tema para la ilustración de hoy. Desafortunadamente, no me dió por buscar directamente un artículo que la mencionase, hasta que la había terminado… Y vaya desmadre, che. Escuché que en La Mano Peluda la mencionaban como la X’tabay, pero también encontré una entrada en la wikipedia que lleva la imagen de una mujer con cara de caballo y que la nombra Siguanaba, pero al leer la descripción de ambas criaturas, ninguna mencionaba nada acerca de caras de caballo.

En fin, que si encontré relatos acerca de esta criatura, pero con el poco original nombre de ‘Mujer con cara de caballo’. Nada de nombres fresones con raíces prehíspanicas. Sniff.

Básicamente, la anécdota relata que esta mujer suele aparecerséle a los hombres, especialmente a los calenturientos o ‘donjuanes’ que gustan de presumir sus conquistas, y los invita a seguirla, valiéndose del escultural cuerpo que se transparenta por debajo de su camisón. Una vez que la víctima se ha acercado lo suficiente, esta vuelve su rostro hacia él (hasta este momento, siempre ha procurado permanecer de espaldas), pegándole un terrible susto. Hay variantes del relato en las que la mujer se encarga de arrojar al desafortunado a un barranco, una vez que lo ha asustado.

Saci

Posted in Creature Feature, Humanoides, Terrestres on marzo 8, 2010 by El Mogwai
Saci

Click para ampliar

El Saci es, quizá, la criatura más popular del folklore brasileño. Además de ser mencionado en canciones, libros de cuentos e historietas, Brasil le ha dado el nombre del Saci a dos satélites, y un dinosaurio. Esto, sin mencionar que varios clubes deportivos lo utilizan como mascota.

A esta criatura se le describe como un joven mulato, con una sola pierna, que tiene agujeros en las palmas de las manos, porta un gorro rojo y fuma una pipa. Dependiendo de la región se le considera un ente travieso o un ser potencialmente peligroso. Suele viajar en remolinos de polvo (generados por el mismo), y convertirse en ave, además de desaparecer y reaparecer a voluntad, gracias a los poderes que le son otorgados por su gorro.

Si eres perseguido por un Saci, lo mejor que puedes hacer para eludirlo es cruzar un arroyo; la criatura no se atreverá a cruzarlo, ya que esto significaría perder sus poderes. También es posible distraerlo, si se le arrojan cuerdas llenas de nudos, ya que éste no puede resistir la tentación de desatarlos todos.

Existen varios métodos para capturar al Saci, entre ellos se encuentran golpear el remolino de polvo que producen con un colador, o arrojar dentro de éste un rosario cuyas cuentas hayan sido bendecidas por separado antes de que fuera ensamblado. También es posible esclavizarlo, robándole su gorra, y, dependiendo del tratamiento que el amo le de, el Saci puede convertirse en un amigo y protector ó en un terrible enemigo.

Fuente.